Coronavirus y los ojos

Estanterías de supermercado vacías, escasez global de gel desinfectante de manos, noticias de última hora constantes… parece que no hay duda, el coronavirus está en todas partes. La enfermedad asociada al virus, llamada COVID-19, afecta a los pulmones y las vías respiratorias, y causa síntomas como tos seca, fiebre y dificultad para respirar. A pesar de que la comunidad médica está manos a la obra estudiando la enfermedad, aún no tenemos información concreta sobre cómo se propaga. Se cree que ocurre a través de la tos o las gotas de los estornudos, que aterrizan en nuestras manos y pueden terminar infectándonos.

 

Cómo proteger tus ojos del coronavirus

Los ojos juegan un papel muy importante a la hora de propagar (o prevenir la propagación) del coronavirus por un motivo bien sencillo: nos los tocamos con muchísima frecuencia, la mayoría de las veces sin darnos cuenta. Y esto es especialmente importante para los usuarios de lentes de contacto, es el momento de ser totalmente rigurosos con la rutina de matenimiento e higiene de las lentillas.

 

No somos conscientes de ello, pero los ojos y la nariz están tan expuestos a los virus, bacterias e infecciones tanto como la boca. Se cree que esta fue la causa de que Wang Guangfa, especialista en medicina respiratoria del Primer Hospital de la Universidad de Pekín y uno de los primeros investigadores del virus, se contagiara a pesar de llevar una mascarilla sanitaria: lo achacan a que se tocó los ojos o algunas gotas contagiadas entraron en contacto con ellos.

 

Las gotas con el virus pueden posarse en las manos, la boca, los ojos y la nariz y terminar siendo inhaladas a los pulmones. Y esto ocurre no sólo de persona a persona, sino también a través de superficies con las que han estado en contacto. Por eso es esencial mantener una buena higiene y lavarse las manos con frecuencia y a fondo, para evitar contagiarte con el COVID-19 y a la vez prevenir su transmisión a otras personas.

 

Cómo reducir el riesgo de contraer coronavirus

De todos los consejos para prevenir el coronavirus, el más importante es: ¡que no cunda el pánico! Sabemos que es fácil dejarse llevar por el nerviosismo y más aún con los medios hablando del tema a todas horas, pero hay que mantener la cabeza fría y centrarte en lo que dice la ciencia.

 

Consejos para evitar contraer o propagar el coronavirus

  • Lávate las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de toser o estornudar, antes y después de ponerte las lentillas, antes de cocinar o comer o después de tocar animales.
  • Usa lentillas diarias desechables, aunque sea de forma temporal. Nuestros oculistas recomiendan cambiar a las diarias como una forma extra de protección, dado que son más higiénicas y no requieren mantenimiento por la noche, reduciendo el riesgo de contagio.
  • Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelos desechables al toser o estornudar, y después tíralo inmediatamente, y lavarse las manos después o bien tápate pero siempre con el codo no con las manos.
  • Evita el contacto con personas enfermas, aunque no tengan el coronavirus podrían contagiarte un resfriado que debilitaría tu sistema inmunitario. Y viceversa, si estás resfriado evita el contacto con otra persona. Mantener una distancia de un metro como mínimo con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda.
  • Limpia y desinfecta todas las superficies que toques con frecuencia, como tiradores de las puertas, grifos, móvil o material de oficina.

 

¡No olvides!: A la hora de lavarse las manos hay que tener muy en cuenta que una cosa es lavarse rápido las manos y otra distinta es lavártelas bien para prevenir el coronavirus. Hay multitud de estudios que sugieren que el número de microbios en nuestras manos se reduce de forma sustancial si las frotamos durante más tiempo.

¿Cuánto tiempo? Los expertos aseguran que 20 segundos es lo ideal. Seguro que ya lo habéis oido, o lo que es lo mismo, lo que se tarda en cantar el "cumpleaños feliz" dos veces.

 

#QuedateEnCasa #JuntosLoLograremos #Ánimo